Las 5 razones para medir el desempeño

Actualizado: 22 mar

El desempeño es un término mucho más complejo y vasto de lo que pudiéramos pensar en una primera instancia.


Solemos escuchar el término desempeño en diferentes aspectos de nuestra vida. Ya sea en lo social, laboral, familiar, y al practicar algún deporte o actividad competitiva.


El aspecto más común cuando hablamos de desempeño es enfocarnos en lo que la gente hace en el trabajo, donde lleva a cabo un comportamiento específico (conversaciones de ventas con clientes, programación de software de computadora, ensamblaje de partes de un producto, generación de campañas de marketing).


Lo ideal es también considerar la formación y la capacidad natural (como la destreza o una habilidad inherente con los números), y muchos otros procesos, ya que el desempeño se ve afectado o deteriorado por factores del entorno, incluidas las tareas físicamente exigentes, la moral de los empleados, los niveles de estrés y el horario de trabajo prolongado.


¿Cómo y dónde importa el desempeño en una organización?


Una de las funciones más importantes de una organización es asegurar que los empleados sean efectivos en su trabajo.


En muchas empresas, el desempeño laboral determina si una persona es promovida, recompensada con aumentos de sueldo, se le asignan responsabilidades adicionales o se le despide del trabajo. Por lo tanto, dentro de la organización se observa y realiza un seguimiento del desempeño laboral.

Esto se hace mediante el seguimiento de datos sobre temas como el número de ventas que cierra el empleado, los clientes que atiende, los defectos encontrados en la producción o la cantidad de quejas o elogios de los clientes recibidos sobre la persona.


El desempeño laboral es uno de los principales temas estudiados en el comportamiento organizacional y es una variable importante que los gerentes deben evaluar cuando buscan sacar todo el provecho desde un rol administrativo.


Si aún quedan dudas de dónde, cómo o porqué un buen desempeño y trabajar con éste es crucial, conoce los siguientes puntos que te ayudarán a entenderlo mejor:


Un buen desempeño brinda seguridad laboral

Es probable que haya muchas personas que estarían felices de tener un trabajo dentro de tu organización o puestos similares al tuyo.


Al trabajar en el desempeño del colaborador, se le garantiza que no será reemplazado de su puesto. Será necesario comprender las expectativas de su función y emplear la ayuda del gerente para establecer objetivos profesionales realistas y alcanzables.


La retroalimentación es fundamental para asegurar al colaborador que está haciendo su trabajo lo mejor que puede.


Ganando potencial

Los aumentos y las bonificaciones a menudo se basan en el desempeño. En teoría, cuanto mejor sea el rendimiento, mayor será el crecimiento profesional y personal que ayudará a alcanzar su potencial.


La mayoría de los empleadores realizan evaluaciones periódicas en las que califican el desempeño, orientan las habilidades de su gente y hacen sugerencias para mejorar.


Un incremento en el salario y otros beneficios provistos por la organización, serán una consecuencia directa del seguimiento que se le da al desarrollo profesional del colaborador.

Pensando en los compañeros

Cuando se realiza un trabajo lo mejor que se puede, no solo beneficia al colaborador, sino también al resto del equipo.


Ser un miembro contribuyente del equipo y un compañero de trabajo útil y solidario hará que la vida laboral sea más placentera y gratificante.


El colaborador también puede esperar obtener el mismo tipo de asistencia de los compañeros cuando se necesite una mano adicional en un proyecto o tarea.


Este tipo de cultura cooperativa puede ayudar a reducir el estrés en el lugar de trabajo.


Es de gran importancia trabajar en una cultura del desempeño desde el liderazgo, por eso dejamos esta entrada para ti: Desempeño + Liderazgo = Mejores resultados


Orgullo de trabajo

Tal vez una de las mejores razones para un buen desempeño laboral es el orgullo que uno siente por su trabajo. Saber que pones todo en tu trabajo te da una sensación de logro y autosatisfacción.


Esto puede ser de gran ayuda para motivar profesionalmente y mantener a tu gente interesada y enfocada en su carrera.


5 Razones para medir el desempeño


Para mantener un desempeño estable y en ocasiones por encima de lo esperado, las organizaciones tienen que invertir esfuerzos y recursos en diferentes estrategias. Una de ellas es la medición.

Conoce 5 razones de porqué es una estrategia importante para tu organización:


1. Comprende mejor el rendimiento de la empresa

Cuando sabes qué tan bien se desempeña tu gente, puedes predecir qué tan bien se desempeñará tu organización.


Medir el desempeño de los empleados e involucrarlos en comentarios regulares te dará una idea de cómo la estrategia de tu gente y la cultura organizacional predominante afectan el engagement y, en consecuencia, el desempeño.


Conoce porqué ahora más que nunca medir el desempeño es trascendental para tu negocio: ¿Por qué es esencial el desempeño laboral?


2. En torno a quién construir la cultura

La conexión de los datos de rendimiento y de la experiencia de los empleados, así como los datos de encuestas de onboarding, salida y engagement, puede proporcionar información sobre lo que hace que los colaboradores de mayor rendimiento tengan éxito.


Esto brinda los conocimientos para ayudar a la gente a tener un mejor desempeño y los conocimientos para retener a los mejores empleados y construir su cultura en torno a ellos.


3. Permite el crecimiento y desarrollo de los empleados

Las personas quieren saber cómo les está yendo, y medir con precisión el desempeño de cada colaborador ayuda a brindar comentarios específicos.


Para aumentar la satisfacción de los empleados y permitir que las personas crezcan dentro de su función de forma continua, la retroalimentación constructiva sobre su desempeño es imprescindible.




4. Crear una cultura justa de reconocimiento

Un proceso justo de gestión del desempeño, es crucial para todo lo relacionado con la compensación y las trayectorias de los roles del empleado (promociones, objetivos ambiciosos, cambios de roles internos, despidos).


Los recursos son limitados y deben estar vinculados al desempeño, por lo que debes asegurarte de que las decisiones de compensación sean justas y que los mejores trabajadores obtengan el reconocimiento que merecen.



Por otro lado, los de bajo rendimiento necesitan retroalimentación y entrenamiento específico para mejorar su desempeño.


Mejorar el desempeño individual ayuda a los empleados a contribuir al éxito de la empresa, pero también ayuda con la moral.


5. Crear alineación de objetivos y crecimiento de la empresa.

Los empleados se desempeñan mejor cuando tienen objetivos por los que luchar y trabajar. Medir el desempeño de los empleados ayuda a calibrar esos objetivos al proporcionar información sobre cuándo alguien lo está haciendo bien, dónde podría crecer y las áreas que aún no son una fortaleza.


Con base en la retroalimentación del desempeño, la autorreflexión y las necesidades comerciales, los empleados deben establecer sus propios objetivos, no el gerente o la empresa. Y la clave para hacer esto bien es hacer que los empleados se alineen con los objetivos del equipo y de la empresa.



Un mejor desempeño laboral como resultado de la gestión


La gestión del desempeño es esencial para garantizar que se alcancen los objetivos corporativos, y permite a los gerentes y ejecutivos enfocarse en áreas específicas para cump

lir con estos.

Sin una buena gestión del desempeño, la empresa no sabría cuál es el estatus del rendimiento y no podría ajustar los objetivos ni la estrategia utilizada para alcanzarlos.


Del lado de los empleados es igual de importante. Permite a los gerentes identificar a aquellos que se desempeñan bien y recompensar este comportamiento.


Esto incentiva a todos a rendir al máximo de sus capacidades


Hemos identificado cinco pasos esenciales de la gestión del desempeño, cada uno de los cuales cuenta con un proceso vinculado a tu gente.


1. Establecer metas

Al establecer objetivos, es importante que se alineen con la cultura de tu empresa y con lo que los colaboradores pueden llevar a cabo de manera realista.



Analiza el desempeño anterior de tu área, identifica puntos de mejora y trata de cuantificar el aumento en el desempeño que te gustaría lograr.


Cuantifica de manera correcta el desempeño analizando cuáles son tus objetivos y alcances dentro de tu estrategia. Lee más al respecto aquí: Las 5 razones para medir el desempeño


Si bien establecer los objetivos correctos es extremadamente importante, también debes asegurarte de tener las personas adecuadas en tu equipo y asignar a los empleados correctos en las tareas correctas.


Echa un vistazo a resultados anteriores y habla con tus empleados para descubrir dónde radica su motivación.

Voltea a ver a los KPIs y OKRs estratégicos para el desempeño: Tiempo promedio para alcanzar ciertas metas Metas individuales SMART Formación y competencias Eficiencia en las tareas Permanencia en el puesto Calidad de las tareas Ingresos por número de empleados Media de retención laboral Productividad por cada Q

2. Establecer una estructura de apoyo

Para crear un entorno de trabajo híbrido en el que la gente se sienta cómoda, es importante mantener un diálogo abierto.


Describe una estructura de comunicación en la que los empleados jóvenes primero busquen el consejo de los empleados más antiguos antes de acudir a ti y proporciona las herramientas de colaboración necesarias para construir estas relaciones.


Reconoce sus experiencias y habilidades pasadas y amplia esto ofreciendo recursos de aprendizaje relevantes, así como tus consejos y orientación.


3. Comunica tu plan de desarrollo

Una vez que haya establecido una estructura, es hora de comunicar el plan de acción. Asegúrate de que cada colaborador tenga una idea clara de lo que se espera de ellos.


Usa datos y visualizaciones para ilustrar lo que estás diciendo.


Proporciona entrenamiento continuo y desafía a tus empleados en esta etapa. Ten en cuenta sus comentarios, escucha cualquier inquietud que puedan tener y brinda el apoyo adecuado.


4. Tomar decisiones conjuntas

Supervisa y evalúa cómo se desempeñan en comparación con el progreso esperado, pero no dediques tantas horas a la creación de informes finales.


Cuando los informes se crean en el transcurso de días o, a veces, incluso semanas, a menudo ya no son relevantes en el momento en que se usan.


Una vez que tengas una idea de cómo tú, tu equipo y cada persona se está desempeñando, puedes involucrar a todos en los procesos de toma de decisiones. Esto proporciona un sentido de propiedad sobre los objetivos y puede ser una gran fuente de motivación.


5. Empoderar, involucrar, escuchar

Si ciertos empleados tienen un rendimiento inferior constante, esto debería indicar que debes tomar medidas. Comunícate con el empleado, muéstrale los datos que indican que tiene un desempeño deficiente y pregúntale qué cree que debe mejorar.


Quizá podría beneficiarse de aprender de los empleados que lo están haciendo bien, o no entiende completamente el valor de algún producto que está fabricando o distribuyendo.



Es importante empoderar e involucrar a los empleados para que tomen las mejores decisiones y escuchen sus comentarios. Una excelente manera de lograr esto es proporcionar a los empleados la información que necesitan para tomar tales decisiones.


El uso de estas estrategias para gestionar el rendimiento puede ser increíblemente beneficioso tanto para el equipo como para la empresa. Lo más probable es que te conviertas en un mejor líder, tu equipo esté más motivado y todos en la organización se desempeñen mejor.



Una Oportunidad de avance


Uno de los factores más importantes en el desempeño de los empleados es el logro de las metas. Esto se relaciona cuando se cumplen con los plazos, realizan ventas y construyen la marca a través de interacciones positivas con los clientes.


Así como las metas, existen otros puntos a favor del desempeño en el futuro de tu gente.


Conoce el decálogo del desempeño en el desarrollo de talento:


  1. Si se desea ascender de rango dentro de la empresa, un desempeño laboral superior al promedio es un requisito previo importante.

  2. Dentro de las postulaciones para promociones internas, proyectos especiales y oportunidades de desarrollo profesional, el gerente mirará primero a los empleados de alto desempeño.

  3. El uso de evaluaciones de los empleados de manera consistente ayuda a los empleados a ver su crecimiento para que puedan sentirse bien acerca de progresar con el tiempo.

  4. Recompensar a los empleados de alto rendimiento a menudo motiva a estos empleados a superar sus esfuerzos de lo que fue durante el período anterior.

  5. No solo se trata de tener empleados efectivos que hagan un gran trabajo; es mejor cultivar esa fuerza para que se convierta en algo más grande y que beneficie a todo el departamento y a la organización.

  6. Ver crecer a los colaboradores muestra el potencial que tienen para el avance y el liderazgo.

  7. Una razón por la cual el buen desempeño laboral es importante es que fortalece la reputación y ayuda en el desarrollo de su carrera.

  8. Cuando el empleado decide buscar nuevas oportunidades, estará bien respaldado por empleadores y experiencias anteriores para describir su desempeño excepcional, buena actitud y contribuciones significativas.

  9. Según la investigación de Culture Amp, las personas que permanecen en una organización tienen un 24 % más de probabilidades de decir que han tenido acceso al aprendizaje y al desarrollo que necesitan.

  10. El desarrollo del desempeño sin una medición de este no es efectivo.


También podría interesarte nuestro artículo sobre una correcta administración del desempeño desde la gestión: Desempeño + Liderazgo = Mejores resultados


Descarga nuestro E-book y lleva los resultados de tu medición del desempeño a un Plan de Desarrollo Individual para tu gente.


Tras compartir varias estrategias, complementa tu estrategia con este ebook en el que te puedes basar para comenzar o nutrir tu estrategia de Desarrollo de Talento.





0 comentarios