Lineamientos para un Regreso Seguro

Tras varios meses de confinamiento, por fin se empieza a aclarar el panorama hacia una “normalidad” por etapas propuesta por los diferentes gobiernos del mundo.


Para nuestro país, las “Fases para la nueva normalidad” comenzaron el pasado 18 de mayo, donde las localidades con pocos o nulos indicios de infección comenzaron a reanudar ciertas actividades económicas.


Más allá de analizar si es muy pronto o muy tarde, es importante que todos los miembros del entorno laboral comiencen a mirar al fin de la cuarentena como una nueva y diferente integración a los lugares físicos de trabajo.


Es por eso, que en Forward tenemos preparada una Guía de Regreso Seguro a las oficinas; donde no solo tendrás que velar por la salud física de tu gente, sino también por su bienestar psicológico y social, además de fortalecer la cultura organizacional más que nunca.


"El nivel básico de ansiedad de la mayoría de las personas ya es un poco más alto de lo que hubiera sido antes de COVID-19" - Gavin Beccaria, experto en psicología de la Universidad de Southern Queensland.

Transición: del Home office a la nueva normalidad


Hace aproximadamente 2 meses , tú y tu equipo integraron de manera total o intermitente a la planta de trabajo en una modalidad de trabajo a distancia con ayuda de herramientas de comunicación interna, instructivos, capacitación e incluso inversión en software.


Las facilidades de nuestra era han hecho que esta transición sea efectiva hasta un punto en el que la fuerza de trabajo se ha adaptado a los nuevos espacios de trabajo remotos, y se haya generado una nueva normalidad productiva aquí mismo.




Las medidas de integración para frenar el contagio, para restablecer los espacios comunes y poco a poco normalizar el contacto, son de suma importancia en estos días.


La pandemia ha aportado un nuevo sentido a los espacios de trabajo, al software y aplicaciones como herramientas, a las relaciones entre trabajadores, a la cultura de las empresas y al ritmo de trabajo de tu gente. Por eso, antes de volver a dar un cambio abrupto a su rutina cotidiana, es importante que conozcas el plan de cómo se espera que esto suceda.


Fases para la Nueva Normalidad según el Gobierno de México


Como ya mencionamos, en nuestro país se ha puesto en marcha un plan para una reintegración paulatina que habrá que considerar para generar una estrategia por partes.


Primera etapa. Ésta inició el 18 de mayo y abarca los “Municipios de la Esperanza”, que son aquellos sin contagios reportados en los cuales se dará apertura a toda la actividad laboral.


Si formas parte de estos lugares, lo más recomendable es esperar hasta que todos en tu organización sean conscientes de esta fase y acepten reintegrarse a las oficinas. De igual manera, al ser una medida repentina, tu gente se sentirá más segura al considerar un poco más de tiempo para regresar a la oficina.


Segunda etapa. Entre el 18 y el 31 de mayo se empieza a preparar reapertura. En esta etapa, las empresas o industrias dedicadas a actividades consideradas como esenciales, podrán reiniciar actividades.


Si tu empresa entra en esta categoría, ve alistando su reactivación por completo. En cuanto a las otras empresas, es obligatorio que vayan preparando el proceso de implementación de sus protocolos para el reinicio seguro de actividades laborales.


Tercera etapa. El 1 de junio de 2020 por medio de un sistema de semáforo de alerta sanitaria semanal por regiones (estatal o municipal) iniciará la etapa de reapertura socio-económica.


Este semáforo definirá qué tipo de actividades están autorizadas para llevar a cabo en los ámbitos económico, laboral, escolar y social de la siguiente manera:



  • Solo se permiten las actividades económicas esenciales definidas por la Secretaría de Economía, con protección de personas vulnerables y se activan criterios de Sana Distancia.

  • Se permiten actividades laborales esenciales y no esenciales, con protección de personas vulnerables y se reduce en 70% la actividad social en espacios públicos.

  • Se permiten todas las actividades laborales, con protección de personas vulnerables y se reduce en 40% la actividad social en espacios públicos.

  • Actividad económica y laboral normal, se reanudan actividades escolares, sociales y de esparcimiento.

Toda actividad deberá de ser realizada con las precauciones necesarias, y tú deberás de ser responsable de se cumplan al pie de la letra.


Por esto deberás establecer un buen Plan para el Regreso Seguro.


Plan del Gobierno de México para el Regreso Seguro 


En estos momentos, tu gente está a la expectativa de las decisiones que tomes, y esto podría verse reflejado en el futuro con la retención de talento y el clima laboral en tu empresa.


Para empezar con este plan, tomaremos en cuenta el marco de la Secretaría de Salud.


Promoción de la salud. Se trata de una capacitación, organización y comunicación hacia el personal para prevenir la propagación del COVID-19. Si aún no cuentas con esta estrategia, es importante que comiences a informar a tu gente:


  • Información general sobre el SARS-CoV-2, los mecanismos de contagio y síntomas que ocasiona y las mejores maneras de prevenir la infección.

  • Importancia de lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o bien, usar soluciones a base de alcohol gel al 70%.

  • La práctica de la etiqueta respiratoria: cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo.

  • No escupir.

  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.

  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros.

  • Mantener una sana distancia (al menos a 1.5 m) durante los contactos.


Planeación. Será necesario tomar acciones específicas para implementar las medidas en los centros de trabajo. Estas son:



Medidas de prevención de brotes en la empresa. Ahora bien, si dentro de tu lugar de trabajo se presentan sospechas o se sabe de alguna infección de COVID-19, tendrás que:



Otras políticas temporales y recomendaciones para el plan son:

  • Análisis y diseño según necesidades funcionales y operativas de la empresa

  • Suspender congregaciones de más de 50 personas

  • Separar estaciones de trabajo y establecer barreras físicas

  • Medidas de protección para población vulnerable

  • Simplificar trámites de incapacidad y suspender descuentos por ausencia

  • Limitar reuniones presenciales y promover las digitales

  • Escalonar horarios para evitar grandes concentraciones en el centro de trabajo

  • Verificar constantemente provisión de agua, jabón y toallas desechables junto con el alcohol en gel

  • Monitorear disposiciones de la autoridad

  • Evitar el uso de joyería, corbatas, barba y bigote

  • No compartir celular, utensilios de cocina, equipo de protección personal ni de papelería




Comunicación  y Capacitación como Eje de la Nueva Normalidad de acuerdo al Gobierno de México


Contar con una buena red de comunicación, además de las estrategias dominadas, será de gran importancia para una integración exitosa.


Comunicación

  1. Distribuir y colocar infografías, imágenes, carteles y banners con la información pertinente.

  2. Informar sobre la estrategia de retorno a actividades y la Nueva Normalidad, así como las implicaciones en el centro de trabajo.

  3. Dar a conocer y capacitar a las personas trabajadoras el teléfono de emergencia de la autoridad sanitaria (911).

  4. Promover la “No Discriminación” para las personas que hayan tenido COVID-19 o hayan convivido con algún familiar que lo tenga o haya tenido.



Los esfuerzos de capacitación y evaluación jugarán un papel esencial en esta etapa de adopción de la nueva normalidad.


Capacitación

  1. Capacitar sobre medidas de protección de la salud.

  2. Capacitar sobre las medidas que se implementarán en el centro de trabajo como parte de la estrategia de Nueva Normalidad.

  3. Establecer un programa de capacitación para el personal directivo o gerencial sobre las acciones y medidas para prevenir y evitar cadenas de contagio por COVID-19 .

  4. Preparar al personal para que pueda asumir y realizar diferentes funciones ante posible ausentismo, incluyendo el uso de tecnologías para el teletrabajo.



Sensibilización por medio de estrategias de comunicación


Sensibilizar a tu gente sobre la importancia de su colaboración en estos tiempos es una tarea que podrás llevar a cabo con los elementos necesarios de la comunicación interna. Estos son:


  • Solo llama al personal que necesites en el lugar de trabajo. Deberás hacer una selección estratégica de los elementos esenciales en el campo y aquellos que pueden seguir funcionando de manera remota (al menos los primeros meses). No olvides mantener una comunicación activa con ambos sectores a través de los canales pertinentes.

  • Ponte en contacto con las emociones de tu gente. Demuestra interés en la situación personal de tus colaboradores, sus preocupaciones, sus dinámicas y sus expectativas; esto facilitará que les puedas brindar lo que necesiten, además de que disminuye cualquier tipo de ansiedad causada por la pandemia. Posteriormente, busca una retroalimentación de tus esfuerzos al escuchar cómo va su reintegración.

  • Nuevas reglas en la oficina. Como ya mencionamos, deberás establecer una serie de reglas de contacto, convivencia e higiene que deberán de ser transmitidas de manera constante y con un tono amigable y de cuidado para que todos asimilen estas nuevas actitudes fácilmente.

  • Hazles saber que su futuro laboral no está en riesgo. Sí, está cambiando el mercado y la economía no se mueve como hace unos meses, pero servirá de motivación que ratifiques de nuevo la confianza y seguridad que tienes con tu gente.

  • Humaniza tus procesos. Desde el llenado de un formato, hasta la hora de la comida, busca que todo lo que se relacione con tu gente sea amigable y pueda generar una empatía dentro del lugar de trabajo.


Repensando la experiencia del empleado


Durante estos meses se ha generado una nueva relación entre los colaboradores y la dinámica de trabajo a distancia.


Según Gallup, desde antes de la contingencia, aquellos trabajadores que contaban con algunas oportunidades de trabajo remoto, demostraban tener un mayor engagement, mientras que era menor en aquellos sin opción a trabajo remoto, o que trabajaban de manera remota al 100%.


En estos meses la gente ha desarrollado nuevas necesidades (especialmente higiénicas y espacio/temporales) que deberán ser escuchadas y consideradas por la empresa para brindar todo lo necesario para que vuelvan a sentirse a gusto en la oficina.


Sin dudas se aproxima una época en la que las áreas de Capital Humano serán el soporte de los colaboradores, y las relaciones trabajadores/empleados tomarán otro significado hacia el futuro. Consulta nuestra Presentación infografía para tener a la mano todos los lineamientos que necesitas.



Productos

Forward Platform

Retos

Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Correo electrónico *

Síguenos
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Twitter Icon

+52 55 10 83 70 52

info@forwardcompany.com

© 2019 by Forward